miércoles, 27 de noviembre de 2013

27/11/13

Dicen que somos piezas, piezas de un puzzle. ¿Pero qué pasa si yo no encajo y soy la pieza perdida de todos los puzzles? O peor aún, ¿y si nadie me encuentra y me quedo perdida en el camino destrozando el resto del puzzle? Puede que de igual, porque seguramente nadie note la ausencia, seguramente sea una pieza del borde que nadie echará en falta. Espero que alguien se de cuenta de que algo pasa con ese puzzle, de que falta una pieza, pero sobre todo espero que tenga fuerzas de buscarme, de buscarme y de sacarme de donde quiera que esté atrapada, porque tengo que volver a mi sitio, tengo que buscarlo y adaptarme como el resto de piezas que lo forman.

1 comentario:

Marlene Gaskarth dijo...

(Buenas) noches del dia 3, Ann. He leído tus dos entradas,ay.
He de decir, sobre la anterior, que yo también amaba la navidad.
La verdad, es que ya no. Pppppepepero.. Has hecho que vuelva a sentirme como cuando era una enana. Una enana que no llegaba a la parte alta del arbol, o que se levantaba a las 6 para abrir los regalos.
Y eso, eso es precioso.
So, muchas gracias.

Y bueno, esta entrada.
Ah.
Ugh.
Prefesión..
En serio. Tiene algo. No se que, pero ese algo que me ha recordado a todos los malditos dias de mi vida xd
Y eso de llegar a quien lee, es mas que genial.
Me gusta lo de los puzles, idk. Original, supongo.

Y Marlene queria darte mio grasiñas por haber comentado en el blog. De verdad, no sabes lo feliz que me hiciste. ¡Si hasta esta la foto en tw!
Bueno, ya paro.

Sigue escribiendo, de verdad.
Que merece la pena leerte.

Abrazos (con olor a recuerdos)
De Marlene.
<3